LA LIBERACIÓN DE BONAVENTURE

10 años 3 meses antes #50419 por Archipirómano de Charadon
Konrad escribió:
Para Archi: pues creo que Dan Abnett trata mucho peor al Pacto. En mis relatos les pegan palizas a la GI, y la GI les pegan palizas a ellos. Los Fantasmas siempre matan a miles a los del Pacto... sin sufrir bajas.[/quote]
Jajaja tranqui, que es que hasta ahora te he ido leyendo a intervalos y no les había visto recibir nunca. De Dan Abnett no he leído nada así que en mi imaginación eran traidores que comían Berserkers de Khorne con tenedor y cuchillo para desayunar. Y ojo, me molaba mucho la idea. De ahí la sorpresa cuando les he visto por primera vez derrotados XDD
PD: Me he puesto serio con tus relatos y he llegado al del comprador de objetos saqueados que no da tronos imperiales XDDD A ver si me pongo al día en vez de leerte salteado, un placer siempre señor Konrad!

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #50421 por Konrad
Respuesta de Konrad sobre el tema Ref:LA LIBERACIÓN DE BONAVENTURE
El acechante es esto:


Es la versión caótica de un Sentinel: un blindado ligero sobre patas articuladas y armado con artillería ligera.

Envio editado por: Konrad, el: 2010/08/14 12:00

Envio editado por: Konrad, el: 2010/08/14 12:00

[img:rl5ziuli]http://i674.photobucket.com/albums/vv106/feofitotu/shooter-1.jpg[/img:rl5ziuli]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #50547 por Konrad
Respuesta de Konrad sobre el tema Ref:LA LIBERACIÓN DE BONAVENTURE
[i:33bzur65]Día 13. 22:00h.[/i:33bzur65]

El coronel Hastus se paró frente a la puerta de madera, sobre la mullida alfombra, y se pasó la mano por la cabeza, alisándose el escaso pelo sobre su cabeza. Bajo el almidonado uniforme sudaba; los tecnosacerdotes habían logrado hacer del palacio un ambiente confortable. Los dos guardias entrechocaron los tacones y se pusieron firmes. El coronel no entendía cómo podían estar allí quietos, sin sudar, bajo los pesados uniformes azul oscuro y los altos morriones de piel. Le hizo un gesto con el mentón a uno de ellos, que le abrió la puerta. Dio un paso adelante, y la cruzó.

Entró en una habitación más bien pequeña, pero suntuosa. El suelo estaba cubierto por una moqueta de un borgoña intenso con arabescos de hilo de oro. Una gigantesca chimenea ocupaba toda la pared a su izquierda, mientras que ventanales de fino cristal policromado daban magníficas vistas a la derecha. Las paredes, no obstante, lucían vacías: el archienemigo había quemado todos los cuadros de gloriosos comandantes imperiales y nobles planetarios cuando ocuparon el palacio.

En el centro de la habitación había una mesa de madera noble, de un profundo color caoba. La mesa estaba servida, cubierta por delicados manteles de encaje de color blanco. Tres figuras estaban sentadas.
El hombre que estaba en la cabecera de la mesa dejó sus cubiertos en el plato y le sonrió.

-Ah, Emanuel. Te estabámos esperando.

El coronel saludó. El comandante de todas las fuerzas imperiales en Helice le señaló una silla frente a él con una mano, sin perder la sonrisa. El coronel dejó los papeles y placas de datos que traía sobre la mesa y se sentó. La silla estaba bien acolchada, y era cómoda. Se fijó que tenía un servicio completo frente a él: un plato sopero y uno plano de porcelana, los cubiertos de plata y una copa de fino cristal.

Haust repasó con una mirada los presenten. Frente a él, un hombre fornido con el pelo oscuro corto enfundado en un uniforme de color verde oliva sencillo, sólo con las insignias de coronel general en el cuello: Scwarzenberg, su superior. A su derecha, estaba un hombre de avanzada edad, con la barba larga y gris, y los mechones de pelo a los lados de su coronilla largos hasta los hombros. Llevaba un hábito gris, con una sobreveste blanca con los rebordes dorados. El confesor personal del coronel general, Teophilos. Y a su izquierda, un hombre alto con el cráneo rasurado, y con implantes oculares en vez de ojos: Rasomon, el asistente personal de Schwarzenberg.

-¿Has cenado ya Emanuel?

-Sí, señor.

-¿Sí? Puedes ser honesto, amigo. Creo que las raciones del Munitorum que te pueden haber servido en el centro de mando no son una cena como el emperador manda. Come algo.

-Gracias señor, pero he venido con unos informes…

El coronel general levantó una mano, haciéndole callar.

-Primero sírvete. Luego discutiremos lo que tengamos que discutir.

Haust se encogió de hombros. Tomó el plato plano y se sirvió varias rodajas de carne de una bandeja de plata, junto con un poco de salsa.

-El embutido de faisán-gorrión es algo insípido, pero la salsa de anémonas terrestres de Ancreon le da un sabor insuperable.

Cortó un trozo, lo mojó en la salsa y se lo llevó a la boca. Tuvo que admitirlo: estaba delicioso.
Schwarzenberg era dado a pocos lujos, pero su paladar lo perdía: era un sibarita, que sólo podía comer los platos más exquisitos y selectos.

-Lamento que no hayas podido disfrutar de la sopa de espárragos y ostras, pero mi buen confesor ha dado buena cuenta de ella debido a su ayuno espiritual. –Se limpió los labios con un pañuelo de delicada seda. –Y bien, Emanuel, ¿qué me traes?

El coronel tragó rápido un trozo de carne, y empezó a rebuscar entre sus papeles.

-Informes de la situación actual. Listas da bajas de las unidades, posiciones exactas. También traigo algunas valoraciones que me ha hecho llegar el Comisariado, acerca de la moral de la tropa y otras cosas que creo que encontrará interesantes, junto con las apreciaciones de los tácticos del Estado Mayor.
Schwarzenberg se lo quedó mirando.

-¿Y bien?

-¿Señor?

-Emanuel, por lo que veo ya has examinado diligentemente toda esa montaña de papeles. Luego yo le echaré una ojeada, pero confío más en tu buen criterio que en toda esa palabrería. ¿Qué me puedes decir?

-Bien, señor, la contraofensiva enemiga lanzada ayer por la noche ha sido detenida. Hemos recuperado el terreno perdido, y en algunos casos hasta hemos avanzado. –Tomó varios documentos en sus manos y los leyó.- El 213º de infantería de Pragar informa de que…

-Alto, alto. Tu valoración. Sólo eso. En base a tus años de experiencia.

-¿Mi valoración? El enemigo ha agotado su último cartucho. La batalla ya está ganada. El problema es cuánto tiempo tardaremos.

-¿Y de que crees que depende?

-Del enemigo, por supuesto. Las tropas se encuentran en buen estado, y la mayoría de las grandes unidades no han sufrido serias bajas que hayan mermado su capacidad de combate. A niveles más bajos, de compañía y de pelotón, están algo desechos, pero su moral está alta. El problema es que no sabemos que tenemos enfrente. Los informes de inteligencia han sido muy escuetos, pero lo que está claro es que conforme nos hemos ido adentrando en la ciudad, nos hemos encontrado más con el Pacto. Son las únicas unidades enemigas que han supuesto una amenaza real. Todo depende de cuantos más queden allí dentro.

El coronel general asintió.

-Buena valoración. Déjeme que le diga qué haremos ahora. Actualmente, podemos considerar que la ciudad está en nuestras manos, excepto por dos núcleos de resistencia: la ciudadela interior, y la Ciudad Escalonada. Las bolsas que han quedado en los distritos fabriles o al este del río no entran en consideración. ¿Ulrich?

Rasomon levantó los ojos de su plato y miró a Haust.

-Creemos que el núcleo de las fuerzas del Pacto sangriento, tras la última intentona, se ha retirado a esos dos objetivos, abandonando el resto de la ciudad. Tácticamente, les favorece. La ciudadela interior cuenta con unas defensas considerables, y su interior es un laberinto de pasillos, salas de conferencias y refugios blindados. La Ciudad Escalonada, como bien sabéis, son calles empinadas que suben hasta llegar al Observatorio. Cuentan con la ventaja de la altura y con una única vía transitable para los blindados: la Escalera del Cielo. De modo que así liquidan una de nuestras ventajas.

-¿Bien, Emanuel, qué harías tú?

-Bombardear Ciudad Escalonada y tomarla señor. Desde allí controlaríamos toda la ciudad. Emplazaría la artillería en el Observatorio, machacaría la ciudadela y la asaltaría.

-Este será el plan… con ciertas variaciones. Esta misma noche, se iniciará un bombardeo intensivo de artillería y aviación sobre la Ciudad Escalonada y la ciudadela. Asaltaremos ambos objetivos a la vez.

-¿Por qué, señor? ¿No sería mejor esperar a asegurar nuestra posición allí arriba?

-Y quizás así les damos dos o tres días de ventaja para atrincherarse en la ciudadela. No. Ya les hemos dado bastante tiempo conquistando la ciudad. Ahora que han agrupado toda su fuerza en un punto, no les vamos a dejar tiempo a organizarse.

Cogió un bloc de notas que había sobre la mesa y se sacó una pluma cromada del bolsillo de su guerrera. Escribió rápidamente algo, arrancó la hoja y se la dio a su ayudante. Éste se levantó, se despidió y salió de la habitación.

-Órdenes para la artillería y la Flota. Dentro de una hora, creo que Bonaventure será un infierno.

La puerta de la habitación se abrió y entró un hombre con el uniforme del Munitorum que llevaba una bandeja en las manos.

-¡Ah, el postre! ¿Dime, Emanuel, te gusta el pudding de ciruela bund confitada?

[img:rl5ziuli]http://i674.photobucket.com/albums/vv106/feofitotu/shooter-1.jpg[/img:rl5ziuli]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #50550 por Grimne
Respuesta de Grimne sobre el tema Ref:LA LIBERACIÓN DE BONAVENTURE
Seguro que en el Alto Mando del Pacto también se dan banquetazos mientras discuten la muerte de decenas de miles de soldados... :laugh:

[img:3ppbkf6b]http://img33.imageshack.us/img33/6517/firma2joy.jpg[/img:3ppbkf6b]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #50555 por Iyanna
Respuesta de Iyanna sobre el tema Ref:LA LIBERACIÓN DE BONAVENTURE
Grimne escribió:

Seguro que en el Alto Mando del Pacto también se dan banquetazos mientras discuten la muerte de decenas de miles de soldados... :laugh:


¿Y qué cenaría Marneus Calgar? ¿Te lo has preguntado alguna vez? ¿Cenará Raciones de Combate Frías? XDDDDDDDDDD

[url=http://img140.imageshack.us/i/mynameisiyanna.png/:15vblpdf][img:15vblpdf]http://img140.imageshack.us/img140/3187/mynameisiyanna.png[/img:15vblpdf][/url:15vblpdf]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #50560 por Archipirómano de Charadon
Me ha molado el informe a los jefazos. A ver por dónde sigue.

Iyanna escribió:

Grimne escribió:

Seguro que en el Alto Mando del Pacto también se dan banquetazos mientras discuten la muerte de decenas de miles de soldados... :laugh:


¿Y qué cenaría Marneus Calgar? ¿Te lo has preguntado alguna vez? ¿Cenará Raciones de Combate Frías? XDDDDDDDDDD


Marneus Calgar cena traidores del caos y desayuna eldars. Nobody mess with Marneus "Fisty" Calgar.

http://www.conceptart.org/forums/attachment.php?attachmentid=676288&stc=1&d=1242898363

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.209 segundos