En las cuevas de Karak-Ocho-Picos

10 años 8 meses antes #45237 por garrak
I PARTE

En sus días de mayor esplendor, la ciudad de Karak Ocho Picos era la más importante de los enclaves del Sur. Sus incontables salas y galerías, minas y túneles, capillas y tem-plos casi rivalizaban con los de Karaz-a-Karak en esplendor. Su nombre enano original era Vala-Azrilungol, que significa 'Reina de las Profundidades de Plata'. La ciudad se construyó en un gran anfiteatro rodeado de ocho elevados picos: Karag-Zilfin, Karag-Yar, Karag-Mhonar, Karagril (también llamado Cuerno de Plata), Karag-Lhune, Karag-Rhyn, Karag-Nar y Kvinn-Wyr (que significa 'la Dama Blanca'). La ciudad no sólo era de difícil aproximación, protegida por sus ocho cumbres montañosas cubiertas de nieves eternas, sino que sus fortificaciones eran formidables. Las murallas cubrían una gran área, pero bajo tierra aún había más que sobre ella: grandes patios y plazas abovedadas, profundas minas y las tumbas de los reyes.
Lamentablemente eso fue hace mas de dos mil años. Su caida empezo con las invasiones de pielesverdes en la superficie(sobre todo goblins nocturnos) y las invasiones skavens en los tuneles. Al principio los enanos rechazaron bien las invasiones, pero empezaron a flaquear y a perder tuneles y para colmo de los males los skavens envenenaron los principales pozos de agua con piedra de la disformidad.Entonces el rey de aquel tiempo, Lunn, decidio coger a todos los supervivientes, sellar las tumbas y los tesoros que no pudieron llevarse y dejaron las cuevas abandonadas a los goblins, skavens y cosas peores. Despues de la ida de los enanos empezo una guerra entre el clan de la luna Torzida y el clan Mors de los skavens que se extendio durante siglos. Hasta ahora los enanos han intentado varias cruzadas y la unica que ha tenido algo de exito ha sido la de los reyes Duregar y Belegar, este ultimo descendiente de Lunn. Pero siendo sinceros, viven en continuo asedio. Ya no se fian de nadie y el rey Belegar ha envejecido aparentemente ha envejecido muchos años por el peso del cansancio. Actualmente Belegar se disputa la soberania de la ciudad con el sñor de la guerra Queek del clan Mors y Skarsnik del clan de la Luna Torzida.

...........................................................................................................

Thorek PuñoHierro observo al fondo del túnel mientras hacia un gesto de cautela a sus soldados. Habia tenido que viajar desde Karak-Azul junto a sus veteranos de guerra y un puñado de mercenarios humanos y noiba a permitir que le acuchillaran por una falta de concentracion. Miro al detestable mago elfo con mirada interrogante mientras este ultimo observaba tambien. Pero no tuvo tiempo de soltarle ningun insulto, ya que de la oscuridad vinieron sonidos de una batalla entre skavens y grobis.
-Ey, enano, que pasa al fondo del tunel, por Sigmar
-Chsst callate. Parece que hay una batalla
-!¿Una batalla?! por todos los dioses enanos, yo esto no me lo pierdo-dijo Cgrej Puñoroca, el matagigantes, antes de atravesar el tunel a toda velocidad
- ¿Mi señor que hacemos,le seguimos?-pregunto su guardaespaldas
- Por Grimnir, no vamos a dejarle a Cgrej toda la diversion- entonces,mientras seguian a Cgrej(o mas bien a sus gritos) Thorek suspiro y penso que el cristal de las almas tendria que esperar mas tiempo en su silenciosa catacumba...

II PARTE

Thorek se apoyó presa de un gran cansancio en la pared, y no fue por la batalla que se había librado en la cueva recientemente, no. Es mas, cuando Cgrej corto varias cabezas de los miserables grobis y pisoteo los cráneos de los malignos skavens el resto no tardo en poner pies en polvorosa. Thorek levanto entonces una mano con gesto autoritario que quería decir que iban a tomarse un pequeño descanso después de las ocho horas que llevaban atravesando túneles y pasadizos. Entonces se oyó un resoplido de alivio que supuso que seria de los blandengues humanos pero se sorprendió sobremanera cuando vio que lo había soltado Cgrej.
-¿Que pasa Cgrej? ¿Ha sido una jornada dura?-pregunto con gesto ligeramente burlón
Cgrej lo miro entonces extrañado y algo ofendido, pero al final se limito a soltar un gruñido para luego mirar fijamente a la bifurcación de tres túneles que tenían enfrente suya. Pero no era el único, ya que el mago elfo también miraba pensativo los túneles, como si pudiera indagar en sus cerebros. La verdad era que para ser un mago y al contrario que la mayoría de los de su detestable y traidora raza estaba en una formación física mas parecida a la de los leñadores del norte de su raza, aunque el que proviniera de la susodicha región también tenia algo que ver. Eso y que los templarios fuesen veteranos de combatir en Drakwald y el clan Martom hubiese pasado gran parte de su historia en las montañas habían ayudado a atravesar las montañas y llegar a Karak-ocho-picos en unos pocas semanas. Entonces Thorek recordó con tristeza cuando abandonó karak-azul, partiendo con la bendición de Kazador y medio centenar de miembros de su propio clan, el clan Martom. Thorek se acordó de las fiestas que se celebraron en la sala de banquetes de Kazador y como brindo las Bugman's XXX con Kazrik días antes de su muerte. También se acordó del juramento que hizo cuando volvieron junto a Kazador a karak-azul y...
-¡Thorek!-gritó Damnaisson, el guía que les proporcionó Belegar
-¿Que pasa?-contestó Thorek
-¡Son los goblins otra vez!-en efecto un grupo de grobis vestidos de negro surgió de una de las tres cuevas
Entonces Thorek agarró con firmeza su martillo y, decidido a resolver varios agravios, fue el primero en lanzarse contra los grobis, antes incluso que Cgrej y el medio centenar de miembros del clan Martom. Thorek empezó blandiendo su martillo Cumpleagravios a una gran velocidad, haciendo un arco que destrozo a tres grobis. Mientras volteaba de nuevo su martillo, un grobi intentó atacarle, pero su lanza se hizo trizas contra la armadura de gromril del rey enano. Thorek sonrío de satisfacción y envió a dos grobis más de vuelta al infierno del que procedieran. Entonces Thorek se fijo en un grobi más grande que el resto que no dejaba de soltar algo parecido a imprecaciones contra sus camaradas. Thorek alzo su martillo al aire y le grito al grobi que viniera a pelear con el.

..........................................................................................................

Skrit no pudo menos que preguntarse que le habría hecho a Gorko y a Morko para merecer aquello. Cuando le llegaron los rumores de que una docena de enanos estaba atravesando los túneles y Skrit movilizo a sus goblins nocturnos lo último que se esperaba era aquel mogollón de enanos liderados por aquel enano tan grande, lleno de runas, con ropas de mendigo y odioso que para colmo lo desafiaba. Todavía podía sentir la mirada de sus goblins fijas en el. Skrit no dudo entonces en lanzar a sus fanáticos.

..........................................................................................................

Thorek vio venir a aquel fanático saltarín con suficiente tiempo como para saltar a otro lado. El fanático, presa de las drogas misteriosas de los grobis volvió a atacar, pero esta vez Thorek se adelanto y logro hundir a Cumpleagravios en la cabeza del miserable grobi. Pero no tuvo tiempo ni de suspirar, ya que tuvo que agacharse en el ultimo momento para esquivar otra bola. Afortunadamente lo unico que hizo fue rozar su casco. Entonces vio una bola azul estrellarse contra el fanático y Thorek no pudo evitar pensar que había sido el elfo, por lo que tampoco pudo evitar soltar un gruñido de fastidio, pero aquel momento tampoco duró mucho, ya que de las filas grobis salio otro grobi desquiciado.
-¿Que pasa Thorek? ¿Ha sido una jornada dura?
Thorek no tuvo tiempo tampoco de responder a la burla del matador,ya que el fanatico avanzaba a gran velocidad. Entonces Thorek se quedo quieto esperandolo.El fanático, confiado, avanzo hacia el soltando alaridos, pero justo cuando la bola iba a golpearlo, Thorek destrozo la bola con su martillo. El grobi, medio alucinado y medio drogado, decidió al final salir corriendo entre alaridos.Mientras Thorek observaba con desprecio aquello,Cgrej apareció a su lado
-Vaya, por una vez tu has sido el primero-dijo Cgrej burlón
-Calla y mata-contestó tajante Thorek

..........................................................................................................

Aquello seguía sin poder estar pasándole a Skrit. Los fanáticos habían sido matados con una facilidad asombrosa. El resto de los enanos había destruido a sus guerreros con una facilidad igual de pasmosa y encima ahora tenía en frente de sus filas al enano gordo y al que tenía el pelo teñido de rojo. No había más remedio que huir pero entonces notó que los goblins que tenía detrás lo empujaban al combate para luego huir. Skirt no pudo evitar soltar numerosas y obscenas maldiciones a sus goblins mientras huían. Antes de morir su último pensamiento fue que aquello ya no podia ponerse mas feo.

..........................................................................................................

Thorek volvió a apoyarse con tristeza al muro. Les habían dado a los grobis una verdadera paliza y ellos no habían tenido una sola baja. Cgrej había estado persiguiendo una hora entera a los grobis y había acabado de volver lleno de sangre verde. Thorek se levantó y les gritó entonces a sus camaradas que tenían qué continuar. Nunca se sabía si el cristal de las almas estaría en su lugar...

.............................................................................................................

-Azí qué dicez ké eze pelota de Skrit ha fracazado ¿no?
-Azí ez, su zeñoria
-Bien, muy bien. Eze eztúpido ya empezaba a moleztarme. Me pregunto qué harán loz taponez en miz dominioz...hummm...kiero ke vigileiz bien de cerca a loz taponez y zi alguno de eztoz ineptoz kiere probar fortuna haya elloz, mientraz loz otroz taponez zigan vigiladoz a mi me da igual... ah y por cierto ¿Zabíaz ke Gobbla lleva zin comer doz horaz?
-¿Por qué...?
Antes de poder acabar de formular la pregunta Gobbla se tragó al mensajero de un bocado mientras Skarsnik soltaba una risilla maliciosa.

........................................................................................................................

-Oh, el más grande de todos los señores de la guerra, bendecido por la Gran Rata Cornuda...
-Corta el rollo, estúpido-estúpido siervo. Hoy no estoy de humor.
-Oh mi gran señor, Skrit y sus cosas verdes inteligentemente guiados por su gran astucia skaven han sido ligeramente rechazados...
-Lo sabía. Esas cosas verdes no ven ni una piedra de la disformidad aunque la tengan delante de sus narices. Tendre que solicitar los servicios de el clan Eshin... ¿Adonde vas estúpido-estúpido mensajero? ¡Torturador!
Antes siquiera de que el mensajero pudiera escapar la rata ogro le destrozó el cuello de un zarpazo y inmediatamente se puso a devorarlo. Mientras Skabscror dirigía una mirada asesina a sus siervos y se postraba delante de un chillalejos para comunicarle las nuevas a Gnadwell.
III PARTE


La expedición pasaba ahora por un punto difícil de atravesar. Era una cueva muy estrecha, repleta de símbolos de enanos y cadáveres, por donde solo se podia pasar en hileras de dos en dos. Debido a la estrechez del túnel Thorek había tenido qué sustituir a Cumpleagravios por un pico y una ballesta de montaraz. Al ser del clan Martom Thorek tenía la suficiente experiencia y runas en el pico cómo para poder manejarlo sin problemas. A la derecha de Thorek iba Cgrej, detrás el joven pero sombrío Valkan, cubiertos por Burni y sus tres atronadores. Luego había una quincena de montaraces y diez mineros del clan Martom y los guerreros de Karak Azul qué le proporcionó apesadumbrado Kazador, todos ellos veteranos y dispersos por toda la columna. En medio de la expedición estaban el maestre y una docena de templarios de la orden de la Reiksguard, junto al arrogantemente despreciable Tethrys de Ulthuan. Más o menos en la retaguardia estaban los ponis cargados de suministros, Dammaisson, el guía de Belegar, y Infrik y cinco rompehierros, también proporcionados por Belegar. Burni les había proporcionado sus poco luminosas pero portátiles lamparas qué iluminaban los oscuros túneles con sus débiles lucecillas amarillas.
Thorek posó una oreja en el suelo, intentando notar pisadas de los apestosos grobis o de los repugnantes skavens, pero no sintió nada. Thorek ordenó seguir avanzando a la expedición. Entonces oyó cómo Cgrej musitaba en la oscuridad números.
-¿Qué estás susurrando Cgrej?
-Números, PuñoHierro
Aquella última palabra le recordó a Thorek sus viejos tiempos en Karak-Azul, cuando para no confundirle con CejoHierro lo llamaban PuñoHierro. Valkan también debió de pensar lo mismo, ya qué soltó un largo suspiro. Entonces Thorek se acordó del funesto día en el qué Kazador insultó a Valkan, haciendo qué por poco no se convirtiera en matador, horas antes de qué Thorek se esforzara por seguir los pasos de Kazador. Todos ellos estaban fatigados y llenos de sangre, pero Kazador era inmune a todo daño mientras blandía su martillo, cómo un dios vengativo caído del cielo. Aún así, Thorek permaneció en todo momento detrás suya, cubriéndolo medio asustado, medio furioso mientras cruzaban las líneas de los pielesverdes entonando con voces furiosas viejos cantares de guerra hasta qué… Pero Thorek sacudió la cabeza de sus pensamientos ya qué Cgrej le había dado una respuesta incorrecta
-¿Números de qué?
Cgrej le devolvió la mirada emocionado
-¿De qué? Pues de todos los enemigos qué he matado. He hecho una apuesta con el viejo Taín a ver quién mata más enemigos en cinco años.
-¿Y cuántos llevas?
-Lo sabrás cuando gane la apuesta
-Si es que salimos vivos de este lugar…
-¿Qué dices?
-No, nada. Sigue contando. Alguien tiene qué defender el honor de Karak-Azul
Entonces oyó detrás suya un resoplido burlón proveniente de Valkan y pudo suponer qué una risilla del traidor elfo se oía entre las tinieblas. Treinta minutos después llegaron a un punto muerto. El túnel se dividía ahora en dos rutas igual de estrechas. Aquel era el lugar idóneo para una emboscada, por lo qué Thorek volvió a tumbarse en el suelo para intentar captar las pisadas de los grobis, y en efecto captó pisadas a paso ligero provenientes de los dos túneles. Una vez qué informó al resto de los expedicionarios Cgrej y un puñado de mineros y guerreros de Karak-Azul partían por el túnel izquierdo a batirse con los grobis, mientras Thorek, escoltado por Valkan y un martillador veterano llamado Gurn y cubiertos en la oscuridad por Burni y el débil elfo iban a batirse en el otro,ya qué tenían qué intentar llegar a su objetivo lo más rápido posible. Thorek enfocó su linterna mientras preparaba la ballesta y cogía con la otra mano el pico. Oyó cómo Valkan tragaba saliva cuando los grobis salieron de la oscuridad, pero entonces Thorek se fijó en qué aquellos grobis eran muy peculiares. Iban vestidos con harapos más propios del desierto qué de una cueva, eran más altos qué un grobi normal y un enano y parecían más diestros con la espada. También oyó en la retaguardia unas maldiciones en enano, pero por mucho qué intentara recordar qué pielesverdes eran aquellos, al no haberse enfrentado jamás con ellos no sabía qué eran.

…………………………………………………………………………………………….

Aguador Delatasombríos miro a sus fieles corredores de las sombras silenciosamente mientras la tuneladora intentaba destrozar la pared de las cosas barbudas. La misión qué le había encomendado Skabscror era muy simple: aniquilar la expedición. Su compañero SaltaSaltak había planeado un ataque a la retaguardia. No creía qué fuese tarea harto difícil, ya qué tanto él cómo sus compañeros habían acabado de regresar después de un largo y reflexivo aprendizaje a golpe de espada en las tierras qué las cosas humanas llamaban Catay. Impaciente por asesinar, Aguador le ordenó a la dotación qué cavaran más rápido, haciendo qué uno de ellos lo lanzara una mirada asesina. A Aguador no le preocupó, pero tampoco tuvo qué decir nada más, ya qué la sólida pared al final cedió, dando lugar a una horda de corredores de las sombras del Clan Eshin con miradas lascivas. Entonces una cosa humana le cortó las cabezas a la dotación de la tuneladora. Los demás no se amedrentaron y se echaron encima de la cosa humana. Mientras Aguador le ordenó al resto de los corredores qué lanzaron sus hondas, piedras, estrellas y demás cosas puntiagudas contra el resto de las cosas humanas. Mientras uno de ellos caía, Aguador buscó entre las cosas humanas al líder, hasta qué lo encontró en primera línea.

…………………………………………………………………………………………….

Thorek se abalanzó contra los grobis. La ballesta no erró en su débil blanco y el pico se clavó en una cabeza verde encapuchada. Mientras combatía junto a Valkan Thorek pensó contra quién se podrían estar enfrentando hasta qué una teoría se coló en su cabeza ¡Hobgoblins! Y sí ahí habían hobgoblins eso significaba qué sus oscuros y crueles amos no debían de andar muy lejos… Thorek pudo ver cómo varios grobis se colaban entre el hacha de Valkan, su pico, el martillo de Gurn y la pistola de Burni. No pudo distraerse con eso mucho tiempo ya qué por poco uno de los grobis no le clavó su espada. También pudieron apreciar sus oídos qué en la columna se estaba desarrollando una batalla, además de qué los gritos de guerra a Sigmar tampoco eran muy pacíficos. Aún así Thorek le atribuyó el jaleo a los grobis…

…………………………………………………………………………………………….

Draenlesh acumuló toda la energía del gran dios Hashut qué pudo desde la silla de su porteador. Los gritos del maestro de esclavos hobgoblins y sus latigazos no hacían más qué interrumpir su concentración. A Draenlesh le estaba costando mucho reunir las energías qué solía soltar normalmente contra sus enanos del caos rebeldes. Unos cuántos rayos rojos salieron de su mano, pero para gran frustración suya la mayoría eran absorbidos por los burlones rostros enanos del pasadizo. Aún así esta energía logró qué a los atronadores de los enanos se les quemaran en las manos los arcabuces y qué un martillador qué iba a la zaga del señor de los enanos cayera al suelo herido. El resto de sus rayos fueron absorbidos con éxito por el odioso elfo. Intentó lanzar una bola de fuego contra el señor de los enanos, pero pudo sentir cómo esta era rechazada por el mago elfo. No tenía qué haber accedido a pelear contra aquellos enanos…

…………………………………………………………………………………………….

Aguador logró clavarle su puñal al líder de manada humano. Este con un grito de dolor intentó matarlo, pero Aguador se echó a tiempo a un lado. Acto seguido intentó cortarle la mano qué empuñaba la espada, pero esta iba muy protegida. El humano logró apartarse un poco mientras le daba un puñetazo exitoso en la mandíbula. Aguador le echó un vistazo al campo de batalla y decidió entonces qué sería mejor largarse del lugar, ya qué a la pelea se habían sumado varias cosas barbudas, inclinando negativamente la balanza. Mientras huía por el túnel recién formado y de los gritos furiosos del humano, Delatasombríos se preguntó cómo le explicaría el fracaso a Skabscror. Podría escabullirse, pero ya lo habían cogido a la salida del túnel dos tocayos del clan Mors.

…………………………………………………………………………………………….

Thorek siguió intentando llegar a el enano del caos. Valkan le intentaba cubrir las espaldas, pero no podía darse a bastó. Fue entonces, mientras Thorek pensaba en el viejo agravio qué tenía pendiente con Kazador, cuándo el elfo logró lanzar a duras penas una bola azul qué hizo huir a la miad de los grobis y carbonizar a la otra. El enano del caos del látigo intentó aprovechar la confusión para azotar y humillar un poco al señor del clan Martom, pero Thorek se anticipó, cogiéndole el látigo y tirando al siervo de Hashut al suelo. Thorek intentó atacar, pero dos hobgoblins intentaron interponerse en su camino. Mientras Thorek intentaba matar a los pielesverdes el enano del caos se levantó, cogió su hacha y se abalanzó contra Thorek. Este último fue derribado al suelo, intentando forcejear contra el siervo de Hashut por el hacha. Mientras qué Thorek gozaba de la fuerza de la experiencia y de la templanza adquiridas en las minas y montañas, el maestro de los esclavos gozaba de la fuerza de la furia, la rabia y un hechizo del brujo enano además del apoyo de los hoboblins. Cuando todo parecía ir en contra del miembro del clan Martom, Valkan se sumó a la refriega espantando a los grobis. Aprovechando qué el enano del caos alzaba la mirada para ver qué sucedía Thorek lo empujó y acabó matándole de un hachazo. Una vez terminada la batalla con la retirada de los esclavos, se enteró de la batalla con los skavens, tanto en la columna cómo el fallido ataque a la retaguardia, qué se estrelló contra los rompehierros y de la batalla de Cgrej en la qué este último acabó dándoles a los pielesverdes del rastrero Skarsnik. Al hacer el recuento de baja dos humanos, un montaraz y un minero habían perdido la vida, además de qué Gurn y un humano estaban heridos. Thorek ordenó rapidamente que se fueran por el túnel derechos a las catacumbas. Cuánto antes salieran de aquel traicionero lugar y llegaran al cristal de las almas, mejor.

…………………………………………………………………………………………….

Skarsnik observó cómo su último mensajero era devorado por el hambriento garrapato Gobbla. Traizionero había fallado estrepitosamente y ahora Ikit Brigg ocupaba su lugar medio satisfecho, medio asustado, pero eso a Skarsnik le daba igual. Ahora lo qué le preocupaba a Skarsnik era qué hacían en sus dominios los enanos del caos…

…………………………………………………………………………………………….

Mientras Torturador devoraba a Aguador, Skabscror le soltaba una orden furioso a un maestro del clan Moulder. Una vez qué este se marchó, Skabscror montó en Torturador mientras pensaba qué hacían los enanos del caos en sus dominios…
CAPÍTULO IV
Thorek esquivó ágilmente el zarpazo de la rata ogro. Antes de que volviera a intentar arrancarle el pescuezo la golpeó con su martillo en un brazo. La monstruosidad aulló y furiosa intentó morderle, ocasíon que aprovechó el enano para golpearla con su martillo en su cabeza, logrando machacarle el cerebro. Despues la rata ogro intentó en sus últimos estertores de vida matarle, pero Thorek se hizo rápidamente a un lado. Luego, aprovechando el repiro se fijó en cómo iba la batalla contra las ratas ogro. Habían algunos enanos que estaban tirados en el suelo, sangrando por todas partes, por lo que Thorek pensó que iban a tener más agravios por saldar. Desde luego a las ratas ogro lo único que parecía frenarlas era Cgrej, que talaba con sus dos hachas cómo un leñador en el bosque. Entonces Thorek gruño, ya que Cumpleagravios estaba hecha para causar dstrozos en grandes hordas, no para matar monstruosidades. En seguida el rey soltó gritos de ánimos tanto a los enanos cómo a los templarios. Eso pareció animarles, ya que golpearon con más furia. Acto seguido alzó Cumpleagravios y golpeó con ella a una rata ogro, logrando que retrocediera sorprendida un par de pasitos. Luego se puso a buscar a los domadores, que parecían intentar huir de una futur derrota, pero Thorek le arrancó de cuajo la cabeza al skaven que parecía ser el líder. Despues de esto los domadores finalmente huyeron, y al darse cuenta de que eran libres las ratas ogro intentaron escapar, muriendo la mayoría en el intento. Una vez qué la batalla hubo acabado Thorek mando a la expedición que continuara con una señal de mano. Aún asi tuvieron que esperar, ya que había que cargar en los carros a los supervivientes y Yvlerion tenía que atender a los heridos. Cansado, Thorek se frotó con el puño su parche y se sentó en el suelo, sacando una pipa artesanal. Entonces se puso a recapacitar. Se hallaban ahora justo en un acceso que daba a las salas principales del Clan Martom, así qué Thorek tendría que pronunciar las palabras secretas qué abrían las milenarias puertas de la antigua sede de su clan. Thorek recordó entonces la apocalíptica batalla que había tenido lugar ahí entre las fuerzas de los reyes enanos Balagor y Belegar y de Queek y Skarsnik. También se acordó de cómo mataba a destajo a los goblins y skavens mientras su estandarte ondeaba al escaso viento levantado por el brutal embite de los dos ejécitos. Recordó a él y sus guerreros marchando entre la batalla para unirse a la refriega inicial y socorrer a Balagor. Recordó cómo cerraron las tumbas de los antepasados del clan Martom, y también todas las grandes batallas en las que participaron, consiguiendo a cada victoria saldar agravios pendientes.Recordó cuando tuvieron que defender a muerte la fortaleza de Josef Bugman para impedir que su cerveza fuese destruida. También recordó cuando tuvieron que escoltar al cervecero Wignur hasta Barak-Varn y como este en agradecimiento les dio barriles enteros de cerveza. Recordó al intenso combate que tuvo lugar a su regreso a Karak-Azul entre Balagor y el no muerto, y como con su Hacha de la Venganza, que el apodaba Vengadora, decapitó al confiado vampiro. Recordó finalmente cuando Thorek Puñohierro, el mismo, orgulloso, le regaló una gema rúnica llamada la Gema de la Amistad. Al final tuvo que cortar sus recuerdos, ya que la expedición volvía a tomar su curso. Thorek abrió en secreto la puerta, para acto seguido acceder a la ancestral sala donde antaño el clan Martom residía. Era una sala de fiestas donde los enanos celbraban sus victorias, pero la sala era solo un acceso a la morada de su clan, ahora abandonada. Decenas de pilares del tamaño de un gigante Albión soportaban un techo cóncavo repleto de zafiros de los elfos. En las paredes había pequeños túneles donde vivían los enanos y el suelo estaba repleto de esqueletos de skavens y goblins, de restos de la batalla que hubo hace apenas veinte años. Las antorchas gigantes de las paredes o bien ya no estaban, o bien estaban apagadas, así qué los enanos tuvieron que dejarse guiar otra vez por los farles de los mineros para no sumirse en la oscuridad, o en las antorchas humanas o el brillo azul de la vara del mago. Thorek contempló orgulloso su ancestral hogar, su VERDADERO hogar, qué hacía tanto tiempo habían tenido que abandonar resignados. Thorek ordenó a un par de exploradores que se adelantaran para poder evitar futuras emboscadas. Un par de minutos después los montaraces volvieron empapados de sangre verde, diciendo qué a la salida de su hogar se estaba produciendo una batalla entre los pieles verdes.

…………………………………………………………………………………………….

Gruztag se estaba aburriendo. Alzó su pequeña y pesada hacha y decapitó al caudillo goblin con insultante facilidad, mientras decapitaba a otros dos con una espada, para acto seguido coger su escudo y rechazar las puñaladas de otros dos pequeñazos. Si, se aburría mucho. Pisoteo a otro piel verde encapuchado. La verdad es que cuando los tapones negros le dijeron que ahí iba a encontrar enemigos dignos no esperaba el que lo único que pudiese matar fueran solo goblins. Cogió a otro encapuchado y lo estrelló contra la ancestral pared. Y sus orcos negros pensaban igual. Lo malo era que no sabían como salir de ahí. Miró amenazantemente a otro goblin, que salió corriendo con sus colegas. Gruztag pensó que cómo pillara a los malditos Tapones negros se enterarían de lo qué valía una espora. Estaba ya a punto de darse la vuelta junto a sus chicos cuando oyó a través de los pasadizos unos cánticos de borracho que indicaban qué los malditos pequeñazos se habían encontrado con su líder. Cuando finalmente aparecieron vio a un chamán entre las encapuchadas filas que portaba una vara roja más grande que el. Por lo menos eso ya era algo…

………………………………………………………………………………………….

Ikit Brigg miró un poco asustado a los grandotes. Skarsnik le había mentido de mala manera cuando le dijo que sus enemigos iban a ser un puñado de tapones negros zarrapastrosos. Lo último que se esperaba eran aquellos orcos negros que les miraban con ansias de batalla y un tanto de desprecio. El chamán soltó uno de sus cánticos que le hizo explotar el cerebro a uno. Aún así los orcos negros no se dejaron amedrentar y cargaron, haciendo vacilar a sus filas. También vio que el orco negro más grande estaba intentando abrirse paso hacia él, por lo qué Ikit soltó a un fanático qué le rompió la crisma a otro orco. Estaba a punto de recitar otro cántico contra el temible orco cuando el estallido de un arcabuz le hizo saber que los tapones les habían encontrado.

……………………………………………………………………………………….........

Thorek miró sorprendido a los orcos negros que mataban a destajo goblins. Lo que el enano se esperaba era una horda de goblins enfrentándose entre si por un botín enano, no a orcos negros. Aún así por fin podría luchar contra un rival a su altura. Alzó Cumpleagravios, matando a un orco negro sorprendido. El siguiente fue más listo, ya qué lo esquivó y lo hizo retroceder. En seguida tuvo que amputarle un brazo antes de que hiciese nada, a lo que el orco respondió cogiendo el brazo y lanzándoselo a la cara. Thorek lo esquivó a tiempo para defenderse del siguiente espadazo. Mientras vio cómo Cgrej se intentaba abrir paso hacia el líder orco. Mientras, Thorek se vio obligado a no prestarle atención al orco momentáneamente, ya que un goblin intentaba apuñalarlo. Lo derribó al suelo justo a tiempo para sacudir con el mando al orco antes de que pudiese hacer nada. En seguida sacó su pistola (aunque no se fiaba mucho de las pistolas) y disparó con ella al orco, matándole al acto, pero atrayendo la atención de otros dos camaradas suyos…

…………………………………………………………………………………………….

Justo cuándo Gruztag ya había cruzado las líneas de los pequeñajos, un tapón de pelo carmesí se interpuso en su camino, desafiándolo mientras alzaba furioso sus dos hachas. Contento, Gruztag aceptó el desafío rugiéndole amenazadoramente. El enano no se dejó amedrentar y intentó clavarle sus hachas. Gruztag las paró a tiempo con su escudo, para acto seguido empujarlo. El enano dejó sus hachas clavadas en el escudo orco y sacó un hacha enorme de su espalda. El orco intentó atacarle con su hacha de mano, pero el enano lo esquivó a tiempo para rozarle con su hacha el casco, destrozándolo y dejando al descubierto un rostro verde oscuro rugiente. El orco se despojó de su escudo, del hacha y del casco, mientras sacaba dos afiladas espadas, con las que acometió. El matador las detuvo con su pesada hacha, causando un intenso forcejeo entre los dos rivales mientras la batalla entre los tres bandos continuaba. Gruztag finalmente decidió echarse para atrás, rodando y lograno que el hacha del enano se clavara en el suelo. Mientras este intentaba forcejear con el arma para sacarla, el orco se levantó y cogió una húmeda lanza que intentó lanzarla contra el enano, logrando fallar estrepitosamente. Cogió una de sus espadas y fue a por el enano, pero justo entonces, mientras tres goblins intentaban matar al orco por detrás un orco negro corrió para decapitar al enano…

…………………………………………………………………………………………….

Ikit reunió furioso sus energías una vez más, canalizando la furia piel verde de la batalla. Volvió a intentar lanzar un hechizo qué haría estallar al enano del martillo por los aires, pero nada, el maldito orejotas volvió a dispersarle su hechizo. Ikit centró acto seguido su atención en el, y intentó romper su barrera mágica de mil maneras, pero seguía sin conseguirlo. Ordenó a varios goblins que fueran a por él pero la barrera enana resultaba ser igual de impenetrable, y con la ayuda de los piel rosada avanzaban implacablemente hacia la victoria. Pero Ikit no podía permitirlo, así qué por fin logró reunir una energía tan descomunal que derribó la barrera del enano, logrando causar una explosión verde qué mató o derribó a miembros de ambos contendientes, derribando también al maldito orco grande y al tapón pelirrojo. Ya estaba muy cansado, se había olvidado del devastador hechizo y los tapones se acercaban lentamente a su posición, asi que decidió escapar del jaleo.

…………………………………………………………………………………………….

Gruztag se levantó a duras penas y vio cómo los pequeñazos salían huyendo, seguramente de él. Cogió su espada y justo cuándo iba a abalanzarse otra vez sobre el maldito tapón, le llegó una llamada psíquica de los tapones negros, ordenándole retirarse. En seguida, sin saber porque, se dio la vuelta y acató las ordenes de los tapones negros, volviendo a las catacumbas junto con sus chicos para reunirse con los siniestros tapones…


Bueno, este relato lo tengo muy abandonado, ya que ando liadillo con los deberes, la gran marcha hacia ulthuan y la traduccion del codex de los guerreros de hierro y subir en el wow al 80, asi que ya voy a decir que mi orden va a ser que hasta que no termine lo de ulthuan, no sigo, y una vez termine terminare este relato para despues seguir con el codex. A ver si me organizo...

El enemigo mas peligroso no es el orco que esta vociferando allá a lo lejos, no, es el skaven que esta detrás tuya.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 8 meses antes #45239 por Sidex
Este me mola mucho, si esque los EdC tienen estilo XD

<!-- m --><a class="postlink" href=" www.labibliotecanegra.net/v2/index.php?o...d=24064&catid=15 "> www.labibliotecanegra.net/v2/ind ... 4&catid=15</a><!-- m -->
<!-- m --><a class="postlink"...

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.257 segundos