Los de Bilbali (Bilbao Fantasy)

10 años 3 meses antes #59490 por Archipirómano de Charadon
Corrección. Se puede usar el sábado por la mañana la lonja para una partidita de fantasy su hace.
Apetece una a 2k Tomstrom?

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #59491 por tomstrom
Respuesta de tomstrom sobre el tema Ref:Los de Bilbali (Bilbao Fantasy)
Por mi perfecto!

Condes Vs Ogros?

-Todo el mundo puede elegir, yo elijo no elegir- Larkin

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #59496 por Archipirómano de Charadon

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #59507 por Grimne
Respuesta de Grimne sobre el tema Ref:Los de Bilbali (Bilbao Fantasy)
¿Nadie va a comentar la partida para un pobre tullido? :(

[img:3ppbkf6b]http://img33.imageshack.us/img33/6517/firma2joy.jpg[/img:3ppbkf6b]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #59508 por Archipirómano de Charadon
AVISO: INFORME DE BATALLA DETALLADO (O sea, Tochopost del quince)


Si hay algún adjetivo que pueda definir la batalla sería “HiperÉpica”. Leer el siguiente informe puede hacer que el resto de partidas que juegues en tu vida te parezcan aburridas. Puede que no quieras seguir leyendo XDDDD



Las listas a 2000 puntos incluían:

Horda Von Drakk

Señor de los Vampiros con Espada de la sangre, Escamas brillantes, Amuleto de ópalo, Escudo, Furia de sangre, Sangre veloz, Fascinación, Nivel de magia 3. 488 puntos

Konrad Von Carstein. 160 puntos
Vampiro portaestandarte de batalla. Espada ogra, Escudo encantado, Aura de majestad oscura, Fascinación, Caballero siniestro, Nivel 2. 260 puntos.

25 zombis con grupo de mando. 85 puntos
26 zombis con grupo de mando. 88 puntos
26 esqueletos con grupo de mando. 160 puntos
26 necrófagos con roehuesos. 270 puntos

Carro de cadáveres con lanza y piedra impía. 121 puntos
24 guardias de los túmulos con grupo de mando y estandarte de los túmulos. 368 puntos

Total = 2000 puntos.




Reinos Ogros

Matarife NV4 con corona de tozudez, armadura de 4+ especial.
Matón portaestandarte de batalla con amuleto de 4+ especial.

7 Ogros toro.
7 Tripasduras con armas a dos manos.
3 Dientes de Martirio.
3 Dientes de Martirio.
1 Colmillos de Sable.
4 Comehombres.
Cañón ogro “to´enorme”.




El escenario que tocó fue la atalaya y les tocó a los ogros empezar la partida sin que hubiera nadie dentro de la atalaya.


El despliegue vampiro era sencillo (usaré de aquí en adelante los términos izquierda y derecha según mi punto de vista). Esqueletos con Señor vampiro y vampiro en el centro. A su derecha los tumularios. A su izquierda los necrófagos con Konrad. Cubriendo cada flanco de este bloque central de 3 unidades situé las unidades de zombis. Detrás del bloque central situé un carro de cadáveres.

Los reinos ogros desplegaron los ogros toro y los tripasduras en el centro con un héroe en cada unidad. Cubriendo los flancos de estas dos unidades se situaron los dientes de martirio y a la derecha del todo, el megacañón. Los comehombres desplegaron como exploradores en el borde lateral izquierdo de mi despliegue, amenazando a los zombis que se hallaban en ese lado cubriendo el flanco de mis necrófagos.


En el primer turno se colocaron las unidades ogras a la altura de la atalaya sin llegar a entrar y los comehombres se prepararon para cargar contra mi flanco el siguiente turno. En la fase de magia el matarife sacó fuerza irresistible con su primer hechizo lo que le acarreó perder un nivel de magia. En la fase de disparos un cañonazo impactó directamente sobre el carro de cadáveres pero éste regeneró el impacto.

En el primer turno vampiro, el ejército no muerto avanzó para acercarse a la atalaya mientras los zombis del flanco izquierdo se giraban para impedir que los comehombres cargaran a mis unidades principales obligándoles a cargarles a ellos. En la fase de magia decidí empezar con mi vampiro de nivel 2 (“por si yo también empezaba con disfunciones”) y según lo decía zasca, doble seis con la invocación de nehek en dos dados. El hechizo solo consigue una cosa importante, al afectar al Carro de cadáveres se activa su habilidad especial como haría en cada fase de magia, dando la regla siempre ataca primero a todas las unidades cercanas (6UM) hasta mi siguiente fase de magia. A cambio, la disfunción barrió a 15 esqueletos de la unidad de mis vampiros, dejándoles más blanditos que ni sé.

En el segundo turno ogro se produjo una carga masiva. Los comehombres se lanzaron contra los zombis, los dientes de martirio de la izquierda contra los necrófagos con Konrad y los de la derecha contra los tumularios. El colmillos largos se colocó delante de mi unidad de esqueletos para evitar que pudiera cargar a sus tripasduras pero desgraciadamente, no se colocó demasiado bien. Los ogros toro y los dos héroes se metieron en la atalaya y los tripasduras se prepararon para cargar a lo que sobreviviera. La fase de magia consiguió otorgar regeneración a los dientes de martirio que se enfrentaban a los tumularios pero el resto fue dispersado. El cañón volvió a disparar pero al no querer dar a los dientes de martirio, se pasó de largo. En cuerpo a cuerpo me llevé la mayor torta de la partida, los comehombres aniquilaron a los 25 zombis de la izquierda y se reorganizaron para mirar el flanco de los necrófagos. Los dientes que cargaron a los necrófagos perdieron a un integrante a manos de Konrad (primera baja de una larga lista) pero los dos supervivientes mataron a diez enemigos por lo que otros 5 necros murieron por resolución quedando tan solo Konrad y 10 necros con su flanco amenazado. Al otro lado a los tumus no les iba mejor. A pesar de atacar antes gracias al carro de cadáveres y de hacerlo a 3+ para impactar y 2+ para herir, los 11 ataques de armas a dos manos solo pudieron acabar con un diente de Martirio gracias a la regeneración que les habían lanzado en la fase de magia. El contraataque ogro fue brutal y tan solo 10 tumularios permanecieron en pie cuando se acabó el combate.

El segundo turno vampiro requería de un rápido contraataque o la partida acabaría antes de empezar. Viendo que todo mi ejército se caía a trozos, rechacé la oportunidad de atacar a la atalaya para ayudar a los chicos de fuera a hacer algo de limpieza. Los zombis de la derecha se lanzaron hacia el cañón ogro para cargarle el siguiente turno, los esqueletos cargaron al colmillos de sable y el carro de cadáveres se situó para afectar a todas las unidades que pudiera. En la fase de magia reviví 6 necrofagos y 6 tumularios y conseguí lanzar el vigor infernal a los necrófagos de Konrad (repetir para herir). Lo más importante fue que el carro de cadáveres, al verse de nuevo afectado por la invocación de nehek (que ahora es de área), dio la regla siempre ataca primero de nuevo a los esqueletos, necrófagos y tumularios.

En combate, el señor de los vampiros soltó sus 8 ataques de F5 contra el pobre colmillo largo matándolo en el acto y por desgracia para Tomstrom, el arrasamiento me llevó a chocar contra el flanco de los dientes de martirio que se pegaban con Konrad y los necrófagos. Se resolvió este combate múltiple y mi general demostró cierta incompetencia al ser incapaz de herir a sus enemigos. El otro vampiro pegó e hirió a uno de los dos colmillos pero tuvo que ser Konrad el que en su primer alarde de furia asesina, hiciera 6 heridas y acabara él solo con los dos Dientes de Martirio supervivientes (impagable el efecto de heridas múltiples de la espada de waldenhoff combinada con el odio y la furia de sangre). Muertos los enemigos, Konrad y 15 necros se encararon hacia los comehombres mientras que los esqueletos hacían lo propio hacia los 7 tripasduras. En el otro lado el combate iba algo peor. Los tumularios hirieron poco a los dientes de martirio y estos acabaron con los tumularios recién regenerados.

En el tercer turno de los ogros de nuevo hubo una carga masiva, esta vez menos eficaz. Los comehombres saltaron contra los necrófagos de Konrad y los tripasduras contra los vampiros con escolta de esqueletos. Desde la atalaya, el matarife intentaba potenciar unidades sin mucho éxito. El cañón volvía a disparar contra el carro de cadáveres para cancelar su efecto de siempre ataca primero pero pese a impactar, el disparo fue regenerado de nuevo en lo que ya parecía un mal chiste. En combate los tumularios volvieron a pegar primero gracias al carro y mataron a un diente de martirio pero el superviviente redujo la unidad de 10 enemigos a un único tumulario. Si esa unidad no era regenerada estaba destinada a morir en el siguiente combate. En el medio, los vampiros repartieron poca estopa y entre el señor y el neonato acabaron solo con 2 ogros. Ante la inminente destrucción de su escolta, los vampiros usaron su fascinación y dos ogros quedaron atontados. El resto mataron un puñado de esqueletos y tras un recuento muy ajustado el combate acababa en empate dejando a mi general con tan solo 3 esqueletos y su segundo al mando de escolta luchando con 5 ogros con armas a dos manos. Afortunadamente, en el combate de la izquierda Konrad había caído en un frenesí berserker y aprovechando la carrerilla que había cogido después de matar a los colmillos recibió a los comehombres con ganas de bronca. Sin duda el odio y el vigor infernal ayudaron pero ninguno pensamos que el bueno de Konrad se iba a cargar a los cuatro comehombres antes de que pudieran pegar. Bendita espada de Waldenhoff. Los necros solo perdieron una fila por los impactos de carga y se encararon hacia el flanco de los tripasduras con un Konrad ya desatado.

El tercer turno vampiro pintaba bien si la magia se dejaba hacer. Los zombis cargaron contra el cañón ogro (con la esperanza de tenerlo trabado el resto de la batalla) y Konrad y sus diez necros supervivientes hacían lo propio contra los tripasduras. De fondo, el carro seguía manteniéndose cerca de los combates para dar su inestimable bono. En la fase de magia conseguí curar a los vampiros (alguno se había comido una herida) y de nuevo mis unidades ganaron el “Siempre ataca primero” del carro. Los esqueletos recuperaron una fila y los necrófagos otra. Los zombis no le hicieron nada al cañón ogro y sufrieron 5 bajas a cambio. Cerca de la torre la cosa pintaba bastante prometedora y con tres vampiros pegando a los tripasduras me sonreí confiado. Nuevamente mi general y su lugarteniente no hicieron gran cosa y con 12 ataques que repetían para impactar solo lograron causar una baja dejando cuatro ogros para Konrad. Cuando ya me echaba las manos a la cabeza pensando en la que me iba a caer, el loco de Konrad dio de nuevo un paso al frente y en otro alarde de habilidad, destripó a dos ogros. Las seis heridas causadas le dieron otros seis ataques con los que masacró a los otros dos ogros que quedaban no dejando ni a uno con vida y salvando el combate y la batalla al evitar que mi general y su lugarteniente desaparecieran en polvo por resolución. La cosa pintaba muy bien para mi ejército mientras yo coreaba el nombre de Konrad por toda la lonja.

En el cuarto turno de ogros, Tomstrom lanzó al diente de martirio contra los esqueletos en un intento de acabar con algún héroe y evitar un asalto en mi turno contra la atalaya. En la fase de magia, potenció con regeneración a los ogros toro y se preparó para el asalto. En un turno de combate que no le aportó nada, el diente de martirio murió a manos de mi general antes de que hiciera nada y los zombis solo sufrieron una baja a manos del cañón ogro. Gracias a las filas ganaron el combate y al perseguir al carro-cañón le alcanzaron y devoraron.

En el cuarto turno vampiro, los esqueletos cargaron contra la atalaya y los zombis se quedaron de paseo pues no quedaba nadie fuera que combatir. Konrad y los necrófagos se acercaron a la atalaya por si acaso. En el combate importante, solo un ogro fue abatido (puñetera regeneración) y otros dos fascinados. El contragolpe fue más suave por el “atontamiento” y solo murió un esqueleto. Con una sonrisa lobuna, advertí a Tomstrom que debía realizar un chequeo de liderazgo a -3 pues uno de mis vampiros contaba con la regla Encarnación de la muerte (-1 al L enemigo a 6UM). Cuando ya me creía señor de la torre, Tomstrom sonrió y me dijo que tenía la corona de mando, que le daba tozudez a la unidad y que como encima llevaba el estandarte de la disciplina, su matarife tenía L9 así que era tozudo con L9 y podría repetir la tirada. Maldiciendo por todo lo alto acepté mi sino y observé como superaba su chequeo. Me iba a tocar matar a todos los ogros de la atalaya para poder tomarla pues Tomstrom no iba a incluir a sus héroes en los grupos de asalto mientras tuviera suficientes. Sabiendo que quedaban 6 ogros y dos héroes, iba a necesitar mucha suerte. Para acabar, Tomstrom comentó que este escenario tenía la peculiaridad de que con un 6+ la batalla se acababa en el turno 4. Por lo que lanzamos un dado y rezando por no sacar un 6 conseguí un turno más para tomar la torre.

El quinto turno ogro se redujo a lanzar conjuros de protección. El matarife logró colar regeneración y +1 resistencia a los tripas duras y lanzó unas fauces contra mi general (F7 de heridas múltiples 1d6). Horrorizado me quedé al obtener un 1 en el cuidado señor y cuando ya me temía lo peor, Tomstrom obtuvo un 1 en la tirada de herir (la potra seguía de mi lado). Luego nos dimos cuenta de que primero había que tirar iniciativa antes de sufrir el impacto pero el vampiro lo superó con facilidad y evitó el impacto que no le había llegado a herir (el susto ya no me lo quitaba nadie).

El quinto turno vampiro tenía que tomar una decisión muy difícil. Cargar con Konrad o cargar con los otros dos vampiros o juntar a los 3 en una unidad y rezar por abatir a mi enemigo en un hipotético sexto turno. Sabiendo que ahora los ogros tenían R5 y regeneración era casi imposible hacerles más de 1 o 2 heridas con cualquiera de las dos unidades (solo una unidad puede asaltar un mismo edificio cada turno) y me arriesgaba a perder a mis ya tocados héroes pues todos estaban heridos menos Konrad y el general y su lugarteniente ya habían gastado sus objetos de protección (talismán del ópalo y escudo encantado). Con gran dolor en mi corazón por dejar mi suerte en manos del dado de fin de turno, junté a mis tres héroes en la unidad de necrófagos y aumenté su número con hechizos hasta 15 siendo los vampiros curados por los efectos del saber. Solo quedaba tirar el dado de fin de turno y sabiendo que un 5+ supondría mi derrota, lancé de nuevo el dado consiguiendo alargar otro turno la batalla. Hurra!!!

El sexto turno ogro se presentaba rápido, igual que el quinto solo que esta vez, los dados no acompañaron en la fase de magia y la unidad de ogros toros no consiguió ser reforzada con magia por lo que una sonrisa acudió a mi cara.

En el sexto turno de condes los tres vampiros al mando de los necros asaltaron la casa esperando cobrarse venganza por la derrota anterior y consiguieron potenciarse con una danza macabra y un vigor infernal lo que les permitía repetir para impactar y para herir a ellos y a los necrófagos que les acompañaban. Por fin mi general dio rienda suelta a la matanza y acabó con 3 ogros él solo. Su lugarteniente acabó con otro y los necrófagos dieron muerte al último. Los ataques más importantes sin embargo serían los realizados por Konrad, enfrentándose al matarife en combate singular, logró colar una herida contra la elevada resistencia del mago ogro y cruzando los dedos, esperé la tirada de salvación especial de 4+ que tenía el ogro. El matarife falló sufriendo dos heridas (bendita espada de waldenhoff) que se convirtieron en dos nuevos ataques para Konrad. Impactó ambos y consiguió dos nuevas heridas. La respiración se contuvo al rodar los dados y una de las salvaciones especiales falló de nuevo, causando dos heridas más al matarife matándole en el acto. Elevando la cabeza del general enemigo, Konrad creía haber tomado la torre. Con una gran sonrisa de satisfacción, indiqué a Tomstrom que ya no tenía tozudez y había perdido el combate por un montón de puntos. Tomstrom chequeó liderazgo y una mueca de horror surgió en mi rostro al comprobar el resultado. ¡¡¡DOBLE UNO!!! El portaestandarte ogro, único superviviente del combate, echó a patadas al enemigo de la atalaya reclamándola para él solo. Era el final del sexto turno y se debía lanzar el dado. Un resultado de 4+ acabaría por fin la batalla dando la victoria a los ogros. Lancé de nuevo el dado que pareció rodar a cámara muy lenta… UN TRES!!! OTRO TURNO MÁS!!!

En el séptimo turno el portaestandarte de batalla se preparó para recibir la carga y fue finalmente abatido por mi general, dejando por fin la atalaya libre para los vampiros y el campo de batalla sin un solo ogro y muy poquitos no muertos (un puñado de esqueletos y necros y una unidad de zombis).

Conclusión: Pude fastidiarla por no haberme centrado en el objetivo antes pero el turno dos me había quedado con medio ejército en mesa y pensé que si dividía fuerzas sería triturado sin esfuerzo por los ogros. Tuve mucha fortuna con los dados y al final me llevé una victoria que pude haber perdido en cualquiera de las tiradas de fin de turno del cuarto, quinto o sexto turnos. Divertidísima de jugar, emocianante hasta el final y con un rival de lo mejor que hay. ¿Qué más se puede pedir?

Miniatura de la partida: Indiscutiblemente, Konrad Von Carstein se lleva el título a casa tras matar la nada despreciable cantidad de 3 Dientes de Martirio, 4 comehombres, 4 tripasduras, y al general Matarife. Un total de 37 heridas a gente de elevada resistencia y mucha mala ostia.




Envio editado por: Archipirómano de Charadon, el: 2012/02/12 23:53

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 3 meses antes #59511 por tomstrom
Respuesta de tomstrom sobre el tema Ref:Los de Bilbali (Bilbao Fantasy)
jajaj, iba a hacer una crónica en el curro pero te has adelantado. Muy completa, pero un matiz de nada, no cargué con los tripas, eran ogros normales. y equipé a mis 2 héroes con armas mágicas de 5 puntos por si me metía etéreos XD.

Por lo demás refleja todo perfectamente, pero hay que decir que mi disfunción fue también con 2 dados. Tengo que aprender a situar los regimientos con encaramientos que me beneficien en los arrasammientos. A parte de divertida fue muy didáctica para mí, creeme.

Y mi otro gran error fue pensar que me iba a zumbar a Konrad con 1 jinete de martirio, o con 2 ogros en combate. Sólo le hacia una herida por turno y el hijo de fruta la regeneraba en el turno de magia. Si le hubiese dedicado más ataques... Los vampiros reparte que da gusto pero no aguantan mucho. Le odio pero que bien me cae Konrad...

Me parece que aunque la gente diga que los necros no rentan... a mi me parece que aportan una pegada generosa. Y el carro enorme, hizo que los martirios perdiesen un efectivo antes de pegar.

Muy interesante y espero repetir!

-Todo el mundo puede elegir, yo elijo no elegir- Larkin

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.218 segundos