Campaña de Fantasy: La conquista de Albión

10 años 8 meses antes #48376 por Archipirómano de Charadon
Escenario III:

Cruzando el río.


Lord Jean Renau guiaba a su ejército bordeando el profundo y salvaje río. Era imprescindible encontrar un lugar por el que se pudiera cruzar con los pesados carromatos de suministros. Si no lograban cruzar rápidamente, sus oponentes llegarían primero a las zonas del interior de la isla. Algo que sin duda, no se podía permitir.

Kaeredhros, el arúspice que les había traído a la isla, le había advertido al señor bretoniano, que si conseguían cruzar con cierta celeridad, los aliados de su orden que les esperaban en los pantanos quizá se encontraran en su lugar con otras fuerzas, llamadas a la isla por emisarios oscuros.

Agitando la cabeza, Lord Renau comenzaba a desesperarse pues las continuas lluvias no parecían más que alimentar el caudal del río, evitando que sus tropas pudieran cruzar al otro lado. Mientras gruñía juramentos pudo ver acercarse a lo lejos a un solitario jinete.

El campesino empapado y lleno de barro se aproximaba al galope con un caballo ligero. Su carencia de pesadas armaduras le identificaba como uno de sus vasallos exploradores. Sin apenas frenar su carrera, el jinete se aproximó a su señor frenando a su corcel en el último momento.

“¡Señor hemos encontrado un vado! Está situado apenas a media milla río abajo pero…” un ligero titubeo y un estremecimiento hicieron saber al Duque de Mousillon que sus temores eran reales. “Mi señor, los no-muertos han llegado antes. Apenas son una veintena de caballeros comandados por uno de los eternos condenados pero ya han cruzado el río”. El Duque frunció el ceño, si la caballería había llegado ya, no tardaría en aparecer el resto del contingente. Era ahora o nunca.

Alzando la lanza, Lord Jean Renau se dirigió a sus tropas “¡CABALLEROS BRETONIANOS! ¡TODOS CONMIGO! ¡A LA BATALLAAAA!”. Dejando atrás a sus infantes, el grueso de la caballería se lanzó al galope por la rivera, en busca del vado que habían encontrado los exploradores. El suelo tembló con el atronar de los cascos de doscientos caballos de guerra.

Jean Renau no tardó en llegar al vado. Fue fácil identificarlo al ver al otro lado a una veintena de caballeros no-muertos. Una criatura de armadura roja encabezaba a la unidad y los situaba a unas decenas de metros del vado, preparándose para cargar contra los caballeros bretonianos que debían cruzar el angosto vado. Al menos, los números están de nuestro lado, pensó el duque bretoniano.

Al trote, la mesnada bretoniana se introdujo en el río. Los escasos caballeros negros cargarían y muchos de sus soldados no llegarían a cruzar el mortal río pero Jean sabía que no bastaría para detener el empuje ni el coraje de los defensores de la Flor de Lys. Dentro de su yelmo, una confiada sonrisa apareció cuando señaló con su espada al vampiro que lideraba las escasas tropas del enemigo. Extrañado, le pareció observar una cruel sonrisa en los labios del condenado.

El ser que fue Jacques de Anguilac desenfundó su espada. Con una risa que haría estremecer a cualquiera, el vampiro dijo unas guturales palabras y el resto del ejército no-muerto apareció. Apareció entre las tropas bretonianas. Ocultos en el río y en el fango centenares de esqueletos surgieron ante la llamada de su señor. Decenas de caballeros fueron descabalgados antes de ser conscientes del peligro. Las armaduras que debían protegerles les arrastraron al fondo del río.

Lord Renau observó como el pánico dividía sus tropas y segundos antes de la carga del vampiro y su escolta, supo que había cometido un gravísimo error…





Creación del Ejércitos:
Todos los ejércitos se deben crear según los siguientes criterios:
+Las listas serán de 1500 puntos siguiendo las reglas normales.


Escenario:

El campo de batalla debe crearse según las siguientes reglas:

+Se jugará en una mesa de 180cms x 120cms (lo habitual). Se situará un río que cruza el campo de batalla paralelo a las zonas de despliegue dividiendo el campo de batalla en dos. A continuación coloca escenografía de la manera normal.

+Dicho río tendrá un grosor de 10 centímetros. Dado que las zonas de despliegue tendrán un ancho de 30cms, eso significará que las zonas de despliegue estarán a una distancia de 30 centímetros del centro del río y a 25cms del borde más cercano de dicho río.

+Difícil de cruzar: El río se considera terreno difícil.


Objetivos de la batalla:
El objetivo de ambos ejércitos es tomar el control del vado. Además, se debe tener cuidado con los puntos de victoria propios y enemigos ya que en la isla, los hombres son reducidos y cada baja puede suponer la diferencia en el futuro.

Al final de la partida hay que determinar quién posee el control del vado. Para obtener el control del vado se debe de tener al menos dos unidades de potencia 10 o más en el lado enemigo del río y que el enemigo no haya sido capaz de hacer lo mismo. Cualquier otro caso significa que la batalla acaba en empate y que ninguno de los dos bandos ha logrado obtener el control del vado. Para que una unidad se considere que está en el otro lado del río debe de tener al menos un total de miniaturas que sumen potencia 10 en “terreno firme” es decir, fuera del agua.

El jugador que controle el vado llegará antes a las tierras del interior y podrá contactar antes con los aliados del guía que les ha traído a la isla. Debido a ello, en la batalla final contarán con un arúspice o emisario oscuro gratis que no gastará opciones de héroe.

Además al finalizar la partida se deben contar los puntos de victoria conseguidos por cada jugador de la manera habitual. Cada jugador ganará un número de “puntos de mejora” dependiendo del tipo de victoria obtenido. Ser masacrado da 1pto. Sufrir una derrota decisiva da 2ptos. Sufrir una derrota marginal da 3 puntos. Un empate da 4puntos. Una victoria marginal da 5 puntos. Una victoria decisiva otorga 6 puntos. Una masacre da 7 puntos.
En la batalla final, podrás cambiar estos “puntos de mejora” por diversas ventajas para tu ejército.


Duración:
La partida puede durar entre 6 y 8 turnos. Al finalizar el 7º turno lanza un dado, con un resultado de 1 o 2 la batalla finaliza. Al final del 8º turno lanza otro dado, con un resultado de 1, 2 o 3 la batalla finaliza.
De lo contrario la batalla finaliza automáticamente al acabar el 9º turno.


Cualquier duda en el otro post.

Envio editado por: Archipirómano de Charadon, el: 2010/06/07 18:59

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 8 meses antes #48702 por Archipirómano de Charadon
Fétidus observó como el ejército imperial surgía de las marismas cercanas y tomaba posición en su orilla del río. Era menester echarles de allí antes de que llegasen el resto de sus máquinas de guerra y convirtiesen el profundo río en una tumba de ratas muertas. Un plan que involucraba la muerte de sus rivales pestilens en una primera oleada suicida...



Informe de batalla:

Bueno, pues hoy nos hemos crujido muchos cráneos y nos hemos mojado enteros para intentar cruzar el vado. Creo que ha sido una partida muy interesante que se ha decidido en el turno 5 aunque hasta el 6 ha habido posibilidades por ambos bandos.

Grimne trajo un ejército formado por dos capitanes (1 portaestandarte de batalla), 20 lanceros, 20 alabarderos, 20 espadachines, 20 grandes espaderos, 2 unidades de 5 caballeros, una de arqueros hostigadores con Legolas y la típica milicia de 5 tíos con Rambo.
La artillería se componía de 1 Hellblaster, 1 mortero y 1 cañón imperial.

Por mi parte acudí al río con dos sacerdotes de plaga, 25 Monjes de plaga, 3 unidades de 25 guerreros con escudo, 2 unidades de 5 ratas gigantes, 2 unidades de 8 portadores de incensario y la abominación del pozo infernal.


En el despliegue quedó claro que ambos íbamos a lanzarnos sobre el río para intentar empezar a cruzarlo cuanto antes (por eso de que se tarda hasta 4 turnos en cruzarlo entero si vas con infantería).

El turno 2 el imperio cargó con las caballerías, una contra la abominación (en lo que parecía un suicidio) y otra contra una unidad de ratas gigantes que salieron corriendo para dejar el flanco de los caballeros expuesto ante la carga de los portadores de incensario.

Contra todo pronóstico (al menos no era lo que yo esperaba XDDD), ambas cargas salieron muy bien al Imperio. Los caballeros causaron una herida a la abominación y ésta fue incapaz de causar más de una baja por lo que perdió el combate después de sacar cinco "1s" en 8 tiradas para herir. Los ojos de los presentes abiertos de par en par. Afortunadamente para mi bando, la "tozuda" abominación chequeó a L8 y decidió seguir combatiendo. En el otro flanco, 8 portadores de incensario cargaron contra el flanco de cinco caballeros en lo que yo pensaba que iba a ser una masacre. Asombrosamente, obtuve tres "6s" en la tirada de esnifar con mis portadores y 3 skaven palmaron por la droga. A continuación, una lluvia de golpes de mayal monstruosa cayó sobre los caballeros en lo que yo pensé que sería su funeral pero el afamado metal enano de sus armaduras demostró ser impenetrable y Grimne sólo falló una salvación por lo que se fraguó el desastre. Los portadores perdían el combate y como habían cargado por el flanco, la persecución de la caballería apuntaba justo HACIA EL FLANCO DE TODAS LAS UNIDADES DE MI EJÉRCITO.

Sin duda algún traidor skaven confabulaba contra mi porque la persecución aniquiló a mis portadores y los caballeros chocaron contra la amerratadora. Además, como era mi turno, los guerreros que eran los siguientes en la línea de persecución no podrían encararse y en el turno imperial, tras matar a la amerratadora, los caballeros chocaron contra la unidad de 25 guerreros por el flanco. Ay ay ay ay ay.

En mi 3er turno rápidamente encaré a los monjes (que eran los siguientes) para que detuvieran a los caballeros si estos arrasaban a los guerreros (como así hicieron). Y sólo después de acabar con ratas gigantes, portadores de incensario, amerratadora y guerreros, se detuvo la imparable marcha de los caballeros del sol llameante.

Por fortuna, los combates del centro me sonrieron y la abominación lo regeneraba casi todo. Después de múltiples disparos de cañón se había quedado tocada pero pese a las múltiples heridas y con ayuda de una unidad de guerreros desmoralizó a los caballeros, a los grandes espaderos y a los espadachines que habían hecho huir a otra unidad de portadores de incensario después de que por segunda vez sacara cinco 1s en 8 dados. :woohoo:

En el turno cinco estaba claro que los imperiales iban a acabar sufriendo más bajas que los skaven pero todavía tenían un turno de disparo clave que podía cambiar las tornas e impedir que el enemigo lograra colar dos unidades de potencia 10 con estandarte al otro lado del río. Los 20 lanceros se dirigieron a evitar que los guerreros skaven de la izquierda cruzaran.

El cañón disparó a la abominación y ésta, una vez más, regeneró el disparo. Los arqueros insistieron y finalmente acabaron con la última herida de la bestia pero cuál fue su horror cuando sus tripas se movieron y enjambres de ratas surgieron de su interior EN DIRECCIÓN A LA RETAGUARDIA DE LOS LANCEROS!!!

Sólo el cañón de salvas podía arreglar las cosas acabando con la otra unidad de guerreros del otro flanco pero desgraciadamente la máquina falló por fin y no disparó. El siguiente turno skaven acabó con los lanceros huyendo de las hordas de ratas y el salvas aniquilado en combate por los guerreros.


Conclusión: La batalla empezó muy a favor del imperio, pegó un giro brusco a favor de los skaven en el turno 4 y hubo emoción hasta el turno 6. Como toda buena partida debería ser. Enhorabuena a Grimne por contribuir a una gran tarde de "chapuzón warhammero".

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 8 meses antes #48723 por Grimne
Jaja, fué un descojono. La artillería no hizo absolutamente nada (¡10 arqueros hicieron más que 3 máquinas de guerra, incluído cascarle la última herida a la Abominación!), los caballeros del Sol Llameante hicieron una masacre hasta que fueron detenidos y también estuvo bien el Sacerdote de Plaga suicida que cruza el río él sólo por la furia asesina y se ensarta en las alabardas del Imperio. También me acabo de acordar de la Amerratadora que estuvo a punto de trinchar a sus colegas pero al final se decidió por liquidar 9 alabarderos.

La verdad es que el flanco izquierdo me fué muy bien, el derecho no fué muy determinante para nadie y en el centro la Abominación fué determinante incluso después de morir.

Siempre un placer jugar con Archipirómano y sus Skavens-Skavens. Seguiremos apuntando cosas en el Gran Libro de Warhammer Fantasy...

[img:3ppbkf6b]http://img33.imageshack.us/img33/6517/firma2joy.jpg[/img:3ppbkf6b]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 6 meses antes #50766 por Archipirómano de Charadon
Debido al cambio de edición...

Actualizados los atributos de movimiento de Bestia, Arúspice y Emisario.
Actualizado el alcance y dificultad de sus hechizos.
Actualizada la tabla de escenografía de Albión.
La Bestia del cieno gana... GOLPETAZO ATRONADOR!!!



En breve subiré el Escenario IV.

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

10 años 6 meses antes #50784 por Archipirómano de Charadon
Ya iba siendo hora pero seguimos con la aventura campañil.


Enfrentamiento IV

Asalto a los suministros


La hechicera Ultherdonne sonrió ante la llegada de su cena. Un humano de mirada triste y claramente desnutrido portaba una bandeja de plata humeante. Con cuidado de no levantar la mirada del suelo, el esclavo retiró la cubierta de la bandeja y exhibió la pieza. El lechón tenía una pinta exquisita y su aroma comenzaba a anular el olor a tierra húmeda que era constante en esta isla. Con un gesto de la mano despidió a su esclavo, dejaría la sesión de divertida tortura para los postres.

Apenas había ordenado los cubiertos con los que procedería al festín cuando uno de los nobles de la expedición entró apresuradamente. Una mueca de ira asomó en la faz de Ultherdonne al ver su cena interrumpida. Con una voz helada interpeló a su lugarteniente “Más vale que sea importante Drithe”.

El sudoroso noble replicó sonriente: “Mi señora, acabamos de rechazar un ataque de los skaven. Eran pocos y estaban mal armados. Algunos incluso iban encadenados. Siento molestarla pero estaba seguro de que querría oír acerca de nuestra pequeña victoria”.

Ultherdonne alzó una ceja. “¿Skavens que no llegan en enormes grupos? ¿Y dices que algunos iban encadenados? Humm, yo diría que están probando nuestras defensas. Despliega más exploradores, puede que pronto nos las veamos con el grueso de sus tropas”.

Drithe sonrió, se giró para salir y casi chocó cuando otro elfo entró corriendo en la tienda. Una maldición surgió de los labios de la hechicera al ver de nuevo perturbadas sus estancias privadas. “¿Y ahora qué?”. El tembloroso recién llegado se inclinó y tartamudeando dijo “Mi se-señora, me temo que el ataque era una distracción. Aprovechando la oscuridad un grupo de skaven ha entrado en los almacenes, matado a los guardias y se han llevado gran parte de nuestros suministros de alimentos”.

“¿QUÉ? ¿CÓMO ES POSIBLE?” Con un grito de furia y un gesto arcano, un oscuro rayo golpeó al recién llegado, convirtiéndole de inmediato en un esqueleto humeante. A continuación se giró hacia su lugarteniente mientras le señalaba con un dedo engarfiado “Recupera nuestros suministros Drithe ¡HAZLO YA!”.

Drithe salió de inmediato de la tienda como alma que lleva el diablo mientras exasperada, la hechicera elfa oscura se giraba hacia su cena. Un nuevo aullido de ira surgió de su garganta cuando observó que el lechón había desaparecido. En la parte trasera de la tienda, alguien había rajado un trozo de la pared de tela para abrir una entrada. Encima de la bandeja sólo quedaba una estrella arrojadiza, una burla final de los acechantes skaven que se habían llevado sus suministros…

Creación del Ejércitos:
Todos los ejércitos se deben crear según los siguientes criterios:

+El atacante contará con 2000 puntos y el defensor con 2250 puntos.

Escenario:
El campo de batalla debe crearse según las siguientes reglas:
+Se jugará en una mesa de 180cms x 120cms (lo habitual). Se añadirán elementos de escenografía de la manera habitual pero tirando en la tabla de escenografía de Albión para determinar que elemento se despliega cada vez.
+El jugador con menos puntos de mejora deberá elegir si es el atacante o el defensor. En caso de empate elige el que menos "bonificadores extra" haya ganado en las anteriores partidas (Ejemplo: Objetos mágicos, dados adicionales para la fase de magia etc...)
+Realiza el despliegue de la manera normal (colocando una unidad cada uno). El primero en acabar de desplegar tendrá un +1 para la tirada para ver quién empieza.

Objetivos de la batalla:
El objetivo del defensor es impedir que el atacante logre arrebatarle los suministros. Además, se debe tener cuidado con los puntos de victoria propios y del rival ya que en la isla, los hombres son reducidos y cada baja puede suponer la diferencia en el futuro.

Al final de la partida cuenta el número de unidades atacantes con estandarte y al menos cinco miniaturas (tres en caso de caballerías y dos en caso de infanterías monstruosas) que haya en la zona de despliegue del defensor y que no estén huyendo. Por cada una de ellas, el atacante gana un punto de mejora hasta un máximo de 5.

Además al finalizar la partida se deben contar los puntos de victoria conseguidos por cada jugador de la manera habitual. Cada jugador ganará un número de “puntos de mejora” dependiendo del tipo de victoria o derrota obtenido. Perder por más de 1000 puntos da 1punto de mejora. Perder por entre 651 y 1000 puntos da 2puntos de mejora. Perder por entre 301 y 650 puntos da 3 puntos de mejora. Ganar o perder de menos de 300 puntos de victoria da 4puntos de mejora. Ganar por más de 300 puntos da 5 puntos de mejora. Ganar por más de 650 puntos da 6 puntos de mejora y ganar por más de 1000 puntos da 7 puntos de mejora.
En la batalla final, podrás cambiar estos “puntos de mejora” por diversas ventajas para tu ejército.



Duración:

La partida dura 6 turnos.

Envio editado por: Archipirómano de Charadon, el: 2010/08/23 12:20

Envio editado por: Archipirómano de Charadon, el: 2010/08/23 12:25

"Purifica al spammer, quema al maleducado, ejecuta a los usuarios de lenguaje SMS" Ordo Moderatus Imperialis.

[img:or6gs5na]http://img412.imageshack.us/img412/1056/ejrcitosdefantasyij4.gif[/img:or6gs5na]
[img:or6gs5na]http://img147.imageshack.us/img147/8107/seriesdiferentesuh2.gif[/img:or6gs5na]

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.173 segundos